Desde el Ministerio de Educación valoramos el alcance y trascendencia de las METAS EDUCATIVAS 2021, como representación del compromiso de Estado desde donde se recogen las políticas y acciones prioritarias que desde el sector educativo, debemos consolidar, en pos de marcar una ruptura con la escuela del pasado, para enfocarnos en la escuela del presente y del futuro.

Tenemos por delante el reto de impulsar de manera sostenida y conjunta, todo cuanto contribuya al fortalecimiento de políticas, planes y programas que nos permitan ser cada vez más y mejores garantes de los derechos de los niños, niñas y jóvenes, para responder a sus aspiraciones, dándoles perspectivas de presente y de futuro, para lo que contamos con la necesaria voluntad política de apoyar e impulsar sostenidamente el logro y alcance de estas metas.

Iberoamérica: una región con identidad propia y un horizonte de futuro.